martes, 16 de febrero de 2010

Un alma se debe cuidar con dedicación

Un alma se debe cuidar con dedicación

Consiste en que el líder de grupo obtenga una cantidad de huevos igual a la cantidad de jovenes a participar, debe poner una distinción especial a cada huevo, para que en caso de quebrarse no se pueda recuperar, a no ser que el líder reemplaze el huevo quebrado por otro nuevo con la misma distinción, (puede ser el timbre (logo) de la iglesia puesto en cada huevo, o algo que marque los huevos de forma que sea imposible conseguir otro igual en algún otro lugar. No es necesario poner una marca diferente en cada huevo, puede ser la misma).

El líder deberá entregar alguna enseñanza relacionada con el valor que tiene cada persona en los ojos de Dios, y que Dios nos ha encargado a nosotros la labor de alcanzar estas personas y cuidarlas hasta que puedan seguir a Dios por sí mismas.

Al terminar la enseñanza debe entregar a cada joven un huevo previamente marcado, luego desafiarlos a cuidar este huevo durante una semana (hasta llevando el huevos con ellos siempre o con frequencia), no deben permitir que éste se quiebre o se rompa porque ésto sería fatal. Decirles que la próxima semana entregará cada uno su huevo al líder y el líder terminará la lección recogiendo las experiencias que tuvo cada joven. De estas experiencias deberá descubrir una aplicación a la vida real de cada joven respaldada, por supuesto, con la Palabra de Dios.

Espero que esta actividad produzca fruto en tus jovenes, Dios te bendiga.

2 comentarios:

migdalel dijo...

hola Dios te bendiga...
esta idea esta buenisima ... la voy a practikar con mis jovenes haver k tal....
grasias bendiciones

Carla Grandón Kunz dijo...

me encanto lo idea =) muchisimas gracias y bendiciones!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails