jueves, 25 de febrero de 2010

Villa Arriba y Villa Abajo

Villa Arriba y Villa Abajo



Los asteriscos (*****) son donde los jóvenes tienen que hacer los sonidos. Sugiero que de antemano, deciden, por lo menos, que sonidos van a hacer para "la gente de Villa Arriba" tanto como "la gente de Villa Abajo".

Nos trasladamos al pasado y nos involucramos en un hecho que estremeció a los habitantes de Villa Arriba (*******) y los habitantes de Villa Abajo (*******).

Cuanta una historia que entre ambos pueblos todos los fines de semana algo verdaderamente aterrador estremecía esos apartados lugares.

De lunes a viernes todo era tranquilo, las aves del cielo cantaban (*******), los niños reían (*******), todo era alegría. La gente de Villa Arriba (*******) se dedicaba a criar chanchos (*******) y también vacas (*******), mientras que la gente de Villa Abajo (*******) criaba sapos (*******) y también patos (*******), todos ellos vivían felices y contentos, como un verdadero cuento de fantasías. Pero una vez llegado el fin de semana todo cambiaba, esa felicidad reinante se transformaba en horribles y escalofriantes sentimientos.

Por las noches se escuchaban grandes y espantosos gritos (*******), los perros aullaban de miedo (*******), los niños lloraban de susto (*******) y todo esto por esos interminables gritos (*******) que surgían de los mas profundo del bosque.

Cansados de esta situación los habitantes de Villa Arriba (*******) y los habitantes de Villa Abajo (*******) decidieron investigar que sucedía.

Se reunieron junto a la iglesia que justo marcaba en su reloj de campanas las 3 de la mañana (*******). Marcharon como grandes soldados entre la luz de la luna, marchaban con tal ímpetu que sus pasos se podían oír de lejos (*******). Todo estaba tranquilo hasta que un perturbador grito rompió el silencio (*******)... 2 de los 4 niños comenzaron a llorar (*******), otros cobardes salieron corriendo, pero los que se quedaron siguieron adelante y en poco tiempo de caminata encontraron una misteriosa casa a orillas de unos grandes sauces, pero para su sorpresa los gritos no venían de la casa sino que desde el fondo del patio... se acercaron silenciosamente cuando de repente alguien estornuda (*******), todos los hacen callar (*******)... ya avanzando un poco más vieron que los gritos venían de una pequeña caseta de madera... se organizaron rápidamente y mandaron al mas valiente de ellos para que fuera a investigar... él audaz hombre se acerco y de un solo golpe derribo la débil puerta de madera, grande fue su sorpresa al ver no era ningún monstruo como ellos pensaban, sino que era la señora Silvia que estaba sentada en el baño haciendo su mejor esfuerzo por terminar lo que había comenzado: Su diagnostico final, “estitiquez semanal”.

Y esta ha sido la espeluznante historia de los Habitantes de Villa Arriba (*******) y los habitantes de Villa Abajo (*******).

Los asteriscos (*****) son donde los jóvenes tienen que hacer los sonidos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails