sábado, 31 de diciembre de 2011

¿Que nos traera este nuevo año 2012?


Pero Jehová había dicho a Abraham: Vete de tu tierra y de tu parentela, Y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. (Génesis 12:1)

Pues la respuesta es, Que No Se. Nadie lo sabe; la vida a nivel individual o colectivo puede cambiar en un segundo, lo que si se es que Jesús nos ha enseñado a vivir cada día y que cada día trae su propio afán y El siempre tiene el control.

Empezar un nuevo año, de alguna manera se asimila a una nueva aventura hacia lo desconocido y los seres humanos siempre tenemos ese temor.

Pero como hijos de Dios, tenemos el conocimiento y las herramientas para hacer de este nuevo año, un año de bendición y crecimiento. Imaginemos los sentimientos y temor hacia lo desconocido que pudo experimentar Abrahán cuando Dios lo llama a una tierra desconocida, donde el tendría que volver a empezar, plantar y cosechar y tal vez a el mismo no se le hubiera ocurrido nunca, no fue una idea que se produjo en su cabeza, fue lo que Jehová le dijo que hiciera y como recompensa, le hizo promesa y el obedeció: Que le daría un hijo (a pesar de que Saray era estéril) y que haría de el una gran nación y que en el serian benditas todas las familias de la tierra. ¡Que gran promesa! Pero una promesa requiere de varios pasos:

  1. CREERLA
  2. OBEDECER
  3. EJECUTARLA es decir, desarrollarla, crecer y resolver todos los obstáculos que se presenten, físicas, de territorio, externas, pruebas, de carácter, etc.

Dios a nosotros nos ha dado grandes promesas, pero para alcanzarlas debemos cumplir con esos tres pasos anteriores; y esto significa que si Dios nos promete Pan, no necesariamente esperamos Pan ya horneado y tajado; tampoco que nos sentaremos a esperar que alguien toque a nuestra puerta con el pan (aunque en muchos casos así ha sido); pues no sabemos como Dios traerá la bendición, a lo mejor alguien nos provee la harina, otro el huevo y la sal y otro que sabe como juntar esos ingredientes, nos enseña a hacer el Pan, nos nutrimos y alimentamos a nuestra familia y después pensamos en colocar una panadería…

Dios siempre tiene un propósito: Mis planes para fin de año cambiaron súbitamente cuando me torcí un tobillo, estos acontecimientos y el cambio de rumbo de mis planes en un segundo me hicieron reflexionar en que verdaderamente no tenemos control sobre nuestros días, nuestros planes y deseos, sino que es Dios quien verdaderamente tiene el control de los hilos invisibles de nuestro destino, las circunstancias, los hechos y todos los acontecimientos que rodean nuestra vida.

Estamos iniciando un nuevo año y nos sentimos llenos de una energía muy especial que nos hace querer renovarnos, superarnos, crecer y aventurarnos en propósitos más altos para nuestra vida y todo lo podemos lograr, si incluimos a Dios en nuestros planes, si pedimos a nuestro Padre en el precioso Nombre de Jesús y si sujetamos nuestra vida al que todo lo puede.

Nosotros, los hijos de Dios tenemos herramientas más valiosas que el oro puro y mas poderosas que cualquier arma inventada por el hombre y todo este poder se encuentra en El Espíritu, en el hombre nuevo, así que nuestro primer deseo para este año nuevo, debe ser CRECER y FORTALECERSE en el Espíritu y todo lo demás que deseemos lo vamos a recibir por añadidura. A continuación veremos algunas de estas herramientas:

1°. La Fe.

Sabemos que la fe viene por el oír y el oír La Palabra De Dios, por lo cual te invito a leer diariamente La Biblia, hacer tu devocional y asistir regularmente a la Iglesia; la Palabra de Dios dice que pidamos y se nos dará, busquemos y hallaremos, que toquemos y se nos abrirá. (Mt.7.7), pero seria inútil pedir o tocar puertas, si lo haces sin fe y esa fe debe estar fundamentada en Dios; Padre, Hijo y Espíritu Santo, porque solo El, puede hacer realidad nuestros sueños, bendecirnos, proveernos y guardarnos. La Palabra nos enseña a pedir con fe, con plena certidumbre de que tendremos lo que pidamos, porque somos Sus hijos y Dios nos ama de tal manera que no podemos comprender la magnitud de su amor.

2° Confianza y Seguridad.

Jesús dijo que estaría con nosotros todos los días de nuestra vida y no importan las circunstancias, El está y estará siempre ahí, sustentándonos con Su amor y Su poder. El siempre tiene el control sobre nuestra vida, nuestra familia y las circunstancias de nuestra vida y Su paz que nos cubre las 24 horas del día/365 días al año/ se alimenta y se nutre de la confianza que tengamos en El y de la seguridad (no duda) de nuestra Salvación y relación permanente con El, aun cuando suceden cosas que no están en nuestros planes, El las permite con un propósito, por algo suceden y no son acontecimientos al azar, porque El Sí tiene el control. Cuando algo imprevisto suceda, es porque Dios nos esta librando de algún peligro mayor o de algo mas grave y por lo general, agradezco a Dios por haberme librado de algo peor y aun porque el inconveniente pudo haber sido mas grave.

3°. El Amor.

El amor es mucho mas que un sentimiento que nos hace sentir felices, protegidos y amados; el amor es una fuerza universal, un poder tan fuerte que no esta sujeto a las leyes de la física ni del tiempo; puede conectarse con Dios y con otros y es en esa relación con nuestros semejantes que podemos dejar huella, el amor con que nos relacionamos con el prójimo y con que realizamos nuestras tareas, son la impronta que nos identifica, es el sabor que dejamos en cada persona, es el único bien que trasciende mas allá de la muerte; es el vinculo perfecto, es el poder que sana, que restaura, que se transmite, se comunica, se difunde, se impregna, que puede tocar sin manos, caminar sin pies, viajar sin barreras de distancias, color o raza; es la fuente de inspiración de Dios y los mortales y el motor de la vida, la tierra y sus habitantes. Si amamos a Dios en primer lugar y a nuestro prójimo como a nosotros mismos, estaremos cumpliendo con el mayor de los mandamientos que Jesús nos dejó.

4°. La Oración.

Es comunicación con Dios: Nosotros somos los emisores (De donde sale el mensaje), el canal que transporta nuestras palabras y pensamientos, (Es nuestro corazón) y Dios, quien escucha nuestras oraciones (El Receptor) a donde llega el mensaje. Y puedes orar a cualquier ora, en la comodidad de tu hogar o en tu trabajo, en el transporte o durante una actividad cualquiera ¿No es maravilloso? Ni El Internet, ni las redes 4G (que son las mas veloces actualmente), ni los celulares, radios, micrófonos, ni ningún medio de comunicación moderno, es tan perfecto, instantáneo, preciso, claro, neto, sin interferencias o malas interpretaciones, como lo es esta maravillosa herramienta que Dios ha provisto para comunicarse con sus hijos, escucharlos, tener siempre la línea abierta, disponible, sin importar el clima, los satélites, etc. Tenemos esta maravillosa herramienta, úsenosla, todos los días, hablemos con Dios, comuniquémonos, hablemos con franqueza lo que nos pasa, lo que esperamos, lo que queremos, a lo que tememos, etc. Y no nos olvidemos de orar por otros, por nuestros países, por nuestra tierra y por la Iglesia de Cristo.

5°. La Obediencia.

Cuando aceptamos a Cristo en nuestra vida o le abrimos la puerta de nuestro corazón, lo hicimos libre y voluntariamente, le dijimos implícitamente: “Toma el control de mi vida” y esto implica que le estamos dando autoridad sobre nuestro cuerpo y mente, nuestra familia y nuestros bienes y lo aceptamos como El Señor, suficiente Salvador y Rey en nuestra vida, quien gobierna y a quien decidimos un día entregar nuestro ser (nuestros pensamientos, sentimientos y nuestra voluntad). Seria lógico que después que le hemos entregado todo a alguien, en sus manos para que lo administre y lo gobierne, ¿no atendamos y sigamos sus instrucciones? O que ¿no obedezcamos su Palabra? O Que ¿no cumplamos con sus mandamientos? O que ¿no lo tomemos en serio y no sintamos respeto, admiración, amor y agradecimiento, después de saber lo que El hizo por nosotros? Se que es una palabra dura y pido perdón, si alguien se ofende, pero ¿de que otra manera puedo explicar la obediencia?

Dios sabe que no es fácil, pero también conoce nuestro corazón, capacidad y limites y no te pedirá lo que no seas capaz de dar, ni te enviara ninguna prueba que no seas capaz de pasar.

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en donde quiera que vayas. (Josué 1:9)

Autor: Hefzi-ba Palomino

Fuente: www.jovenes-cristianos.com

viernes, 23 de diciembre de 2011

Joven SABIO Joven NECIO

Joven SABIO JovenNECIO

El Rey Salomón escribió:

Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios. Eclesiastés 11:9

Vemos que es como dice el Apóstol Pablo en 1ra Corintios 10:23 : Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica.

Durante esta etapa de la vida podremos hacer muchas cosas, sin embargo no todas serán de edificación ni es conveniente realizarlas.

También debemos recordar que nuestro Dios nos juzgará por lo que hagamos: Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras. Mateo 16:27

Este es uno de los mejores consejos que encontramos en la palabra de Dios: Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento. Eclesiastés 12:1

Tengamos en cuenta a Dios desde la adolescencia y la juventud, porque luego pasa la vida y si vivimos fuera de la voluntad de nuestro Señor llegaremos a ser adultos alejados de Él, con problemas y dificultades que ya será muy difícil remediar.

Meditemos sobre estos versículos:
El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia. Proverbios 9:10
Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; Y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia. Proverbios 4:7

Tú eliges:
Ser un JOVEN SABIO creyente en Cristo, temeroso de Dios, confiando en Él y obedeciéndole.
Ser un JOVEN NECIO olvidando los consejos divinos, haciendo todo lo que te parece bueno, pero que resulta malo ante los ojos del Rey de Reyes

jueves, 22 de diciembre de 2011

TRES Idolos Modernos JUVENILES

TRES Idolos Modernos JUVENILES
Brevemente podemos definir la idolatría como tener algo en 1er lugar en nuestra vida, ocupando la posición que Dios debe tener. Sea lo que sea: dioses, personas, objetos, pasatiempos, deportes, trabajo, entretenimientos, etc.
Hoy en día, con el avance de la tecnología predominan 3 “ídolos” a los cuales la juventud se ha volcado. Algunos se han transformado en "jóvenes tecno-dependientes”.

La TELEVISIÓN: Objeto de controversia en el cristianismo desde hace mucho tiempo. Sabemos que su uso puede ser negativo o positivo para nuestra vida. Lo importante es que tu debes tener “el control” del control remoto y poder decidir que programación es aceptable y no contristará al Espíritu Santo. También debes manejar el botón rojo de Encendido/Apagado para apretarlo cuando sea oportuno, y así no estar tanto tiempo frente a la pantalla.
“Aparta mis ojos, que no vean la vanidad; Avívame en tu camino.” Salmos 119:37

El CELULAR: Es la herramientas más empleada de la comunicación inter-personal, con sus nuevas aplicaciones no solo se puede hablar y enviar mensajes de texto, sino sacar fotos, filmar, divertirse con los juegos, escuchar radio, conectarse a la web y muchas otras cosas mas.
Para algunos su sofisticado celular se transforma en un objeto costoso y tan importante que es “idolatrado” por su dueño. Excedernos en el uso de este objeto puede alejarnos paulatinamente del mundo real, estando inmersos en él ignorando lo que nos rodea.
“Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.” Mateo 5:30

La COMPUTADORA: La tan famosa maquina de propósito general que en estas ultimas décadas se transformo en algo esencial para la existencia personal y organizacional. En ella podes encontrar una infinidad de cosas que captarán tu atención: programas de todo tipo, videojuegos, Internet con redes sociales, cuentas de e-mail, paginas web de contenido diverso, y demás. Dependiendo del uso que le des y del tiempo que le dediques será de bendición o maldición para ti.
“No pondré delante de mis ojos cosa injusta...” extracto Salmos 101:3
“Lavaré en inocencia mis manos, y así andaré alrededor de tu altar, oh Jehová.” Salmos 26:6

Debemos aclarar que: Estos 3 aparatos NO son nocivos o negativos para la vida cristiana por si solos, pasan a serlo desde que los empleamos de manera tal que nos hagan caer en pecado, nos alejen de la comunión con Dios o le dediquemos tanto tiempo que no nos queden ni unos “minutos” para El Señor. Entendamos que uno de los tesoros más importantes que le podemos entregar a nuestro Padre Celestial es el tiempo, más aún en nuestra juventud. (Eclesiastés 12:1).
La CLAVE es asimilar lo escrito en 1ra Corintios 6:12: Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.

Reflexiones: ¿Cuánto tiempo empleas estos tres artefactos diariamente? ¿Dominan tu vida? ¿Se han transformado en ídolos que están por encima de Dios?

Consejo: Considera reducir el tiempo que les dedicas y destinarlo a momentos de ORACIÓN, LECTURA de la BIBLIA, ADORACIÓN, ALABANZA Y SERVICIO a Tu REDENTOR
Juan 15:7

viernes, 25 de noviembre de 2011

Planeando una Reunion Juvenil




A los jóvenes les encanta estar juntos. No importa que tipo de reunión está planeando, una hora de clase dominical, un estudio en una célula, o simplemente para divertirse; aquí hay algunas cosas que debe tener en mente para que su reunión sea un éxito y para que sea más relevante para los jóvenes.


Atmósfera
Todo lo que hace un joven está hecho para hacerse sentir de una manera cierta. Los parques de diversion juegan con sus emociones (temor, adrenalina, etc.) Las escuelas están puestas en una atmósfera para fomenter un proceso de educación (sillas hacia frente, estudiantes viendo hacia adelante, etc.)

La pregunta para cuando van a reunirse es ¿cómo quiere que se sientan los jovenes? Quiere que estén cómodos y relajados, porque talves no va a querer tener sillas de metal. Si quiere animal discussion, talvez puede poner a los estudiantes en un círculo en vez de en hileras.

La clave es para ser creativos. Decida lo que quiere completar en su reunión. ¿Cual es el propósito? Cuando sepa el propósito, puede saber que tipo de atmósfera quiere tener. Muchas veces hay soluciones baratas: poner música cuando los jovenes están entrando o tener comida es una manera para hacer que el joven se sienta como si estubiera en casa.

¿Está usando un salon de la iglesia? Trate de invitar a los jovenes a que vayan a su hogar para la célula porque eso les ayuda a saber que usted les quiere y que quiere tener una relación que cresca y que tengan una buena dinámica. Talvez ellos podrían dibujar algunos pósteres y los pueden colgar en el salón. Esto no tan solo les ayuda a arreglar su espacio, sino que también les ayuda a sentirse que son partes de su ministerio.

Cuando esté planeando una reunión, ¡no se olvide de la atmósfera!


Actividad
La mayoría de los jóvenes son muy activos. Si no tienen horarios ocupados, si tienen dificultad en sentarse callados. Un joven puede tener dificultad en sentarse y escuchar la lección. El estudio de lecturas no funcionan bien.


Cuando planea una reunión, si hay un tiempo que va a enseñar, asegúrese que haya tiempos donde los jovenes tengan momentos en que pueden estirar sus piernas y que puedan hacer un poco más que solo meter información a sus cabezas. (Use alguna dinamica)
Una actividad puede ser casual y no tiene que estar conectado al tema del día. Puede ser cuando entren los jovenes, pero las actividades no deben terminar ahí. Involucre a los jovenes durante el tiempo de la lección. Si falla eso, solo declare un tiempo en que pueden hacer brincos de mariposa. Eso le ayuda a que regresen refrescados y les ayuda a que regrese su atención.
Si tienes una actividad que va bien con la lección, ¡bien por ti! Si está hablando acerca de chismes, puede jugar el juego de teléfono. Si están hablando acerca de correr la carrera para el premio del cielo, puede tener una carrera. Sea creativo e involucre a los jovenes en las actividades en cualquier manera.
Tenga cosas simples, como dejar que los jovenes lean las Escrituras o que oren o preguntales preguntas acerca del tema – éstas cosas involucran a los jovenes y les ayuda a ver que lo que están estudiando es real. Mantenga en mente que la mayoría de los jovenes retienen un porcentaje muy bajo cuando escuchan algo, pero cuando hacen algo, retienen un porcentaje más alto. No olvide el “haga” de la lección en hacer algo activamente antes de terminar la reunión.


Atención al detalle
Reuniones buenas caen y suben con los detalles. La atmósfera y el tiempo de enseñar con cosas muy importantes pero la atención al detalle es lo que hace que la reunión sea mejor


En planear un evento, siéntese y decida las metas para su reunión. Después que haya establecido lo que quiere completar, siéntese con otros adultos (talves con un joven de su ministerio) y tengan una lluvia de ideas. Esto involucra tiempo y planeación pero el dicho que dice, “fallando a planear es un plan para fallar” y es verdad.
¿Qué es lo que quiere tener para la atmósfera? ¿Cómo quiere que se sientan los jovenes? ¿Qué es lo que quiere que aprendan? ¿Quiere que se vayan con un reto? ¿Qué es lo que ve en sus vidas que necesitan cambiar basada en ese reto? ¿Debe ser usted el que dirige todo o pueden varias personas ser involucradas? ¿Cómo pueden participar los jovenes?
Todas estas preguntas son buenas y le guían a un lugar donde puede ver mejor los detalles.


Autenticidad
El aspecto más importante de cualquiera reunión es que los jovenes vean que es auténtico. Si está enseñando una lección que ellos han visto que usted contradice, probablemente van a ignorara sus instrucciones.


Si usted es alguien que es muy relajado y apacible y si trata de actuar emocionado para crear un poco de emoción, es más que probable que los jovenes le vayan a ver con caras raras en vez de jovenes emocionados. Si usted no es una persona creativa, involucre a personas creativas que le ayuden a planear. Si no es un buen maestro, talves puede ser un líder de discusiones .

¿Quieres saber mas de como Planificar Una REUNION?
 Te aseguro que este libro te ayudara mucho: DIRIJO UN MINISTERIO JUVENIL - ¿Que Puedo Hacer?

jueves, 24 de noviembre de 2011

Hagamos Evangelismo para Jovenes

Hagamos Evangelismo para Jovenes
¿Cuántas veces hemos escuchado esta entusiasta pregunta en nuestras congregaciones?
Sin duda muchas veces, es emocionante escucharla y declararla porque demuestra deseos de hacer algo para que los que están buscando a Dios tengan la oportunidad de tener un encuentro personal con Él, pero debemos ser muy sinceros si se trata de ayudar a las personas, no siempre lo que preparamos como “campaña evangelística” es una ayuda para otros ¿Por qué?


La iglesia latinoamericana se ha caracterizado por ser una iglesia con empuje, con garra y sacrificio, acostumbrada a improvisar más que a investigar, capacitarse y prepararse con una actitud o mirada de largo plazo. Pero no podemos asignar al Señor como alabanza nuestros esfuerzos conformistas sin propósito, intención y excelencia. Creo que estamos de acuerdo que las personas necesitan más que esto por parte de nosotros y el Señor mucho más.

Amigos es el tiempo en que el evangelismo deje de sufrir, debemos aceptar que no es suficiente con tener buenas intenciones cuando nos referimos a ayudar a otros a encontrar salvación en Jesús, debemos cambiar esos pensamientos costumbristas y autosuficientes, cuando el evangelismo sufre las personas sufren, puedo decirlo así debido a mi experiencia en evangelismo en muchos lugares, en el trabajo con muchas congregaciones y ministerios.

Para poder ayudar a las personas de la mejor forma debemos entregar calidad, propósito y amor en lo que hacemos. Una intención evangelizadora se caracteriza por esto, el amor lleva al propósito y el propósito a la calidad si queremos alcanzar éste, un evento evangelístico debe estar saturado de estas tres cosas.

Lo que hacemos con respecto a una instancia donde comunicaremos dinámicamente las buenas noticias de Jesús y donde daremos la oportunidad para que personas tomen una decisión con respecto a aceptar a Jesús o a rechazarlo debe estar cimentado en el amor.
En primer lugar el amor a nuestro Dios, le amamos y por lo tanto queremos identificarnos con sus intereses, con su corazón, con su comisión, y ésta, es la salvación de las personas que Él creo. No puedo decir que amo a Dios y no tener sincero amor por las personas, amamos a las personas porque Dios nos amo primero y por lo tanto debemos tener la misma actitud hacia las personas.
¿Cómo te ama Dios hoy? ¿Cómo lo hizo en el pasado? ¿Cómo crees que te amará mañana? ¿Tiene límites el amor de Dios?

Si Él no escatimó a su propio Hijo para salvarnos cuánto más nosotros seremos aprensivos con nuestro amor para con otros. Una instancia evangelizadora está basada y sustentada en el amor de Dios por mí y por los demás.

Cuando visualizo el gran amor de Dios entiendo que tengo un propósito que cumplir, hacer lo que Jesús vino a hacer y mucho más. El amor nos lleva a tener como centro ayudar a las personas a encontrar al Señor, esto pasa a ser nuestra misión, lo que nos cautiva y atrae nuestros esfuerzos. Tener un propósito es canalizar todo mi ser al cumplimiento de ello, no hay ambigüedad, no hay reserva, solamente un deseo incontenible de vivir el propósito de Dios. Cuando la evangelización pasa a ser un propósito en nuestras vidas sabremos que nunca será suficiente, que en cada oportunidad debemos dar todo de nosotros. Nos merecemos a cada persona, a cada oportunidad que nuestro Señor nos da para comunicar a Jesús. Si era el propósito de Dios, ¿por qué no debe ser el nuestro?

Para cumplir el propósito de ayudar a las personas a encontrar a Jesús debemos entregar lo mejor y a esto se le llama “CALIDAD”

Para realizar un evento evangelístico de calidad debemos utilizar las herramientas correctas que nos llevarán a lograrlo.

Un evento evangelístico debe en primer lugar nacer de la dirección de nuestro Dios y por esto es primordial nuestra relación con Él, estar en secreto con Él, debemos hablar con Él, preguntarle y escuchar, a lo que me refiero es que debemos orar, orar y orar. Si del Señor nace la instrucción, tendremos la motivación y el respaldo de Él para lograrlo.

En segundo lugar debe haber una firme intención de resultado por lo cual debemos proyectarnos para llevar fruto, no debe ser nuestra intención el quedar tranquilos con nuestra conciencia por haber hecho lo que el Señor nos pide, debemos trabajar con la fe de que personas se convertirán a Jesús.

En tercer lugar debe haber una preparación y organización seria. Con esto quiero decir que debemos investigar, organización, planeación, consolidación y continuidad.

Debemos investigar a quienes llevaremos el evangelio, cuales son sus intereses, necesidades y forma de vida. Debemos investigar si estamos preparados como congregación con los recursos que conlleva realizar un evento evangelístico, si estamos preparados para recibir a los nuevos hermanos y no dejarlos solos en el comienzo de su nueva vida, etc. Los resultados de investigación nos ayudarán a presentar el evangelio de la forma más efectiva pensando en los demás.

Debemos organizar el equipo de trabajo, desde quienes cargarán los equipos o clavarán clavos hasta quienes discipularán a los nuevos hermanos, un buen equipo de trabajo es determinante en cualquier empresa.

Debemos tener un método o sistema de consolidación y seguimiento de las personas que han tomado su decisión por Jesús. Es impensado para nosotros el hecho de que una mano levantada sea todo, el Señor no nos encomendó para hacer decisiones sino discípulos. Tenemos que ayudar a los que han nacido de nuevo a consolidar su decisión, a afirmar sus pies para que puedan caminar solos sin necesidad de que sostengamos sus manos y para lograr esto necesitamos de personas con un interés y preparación para ser padres espirituales. Un sistema de discipulado es vital para lograr esto.

Y por último debe haber continuidad, no debemos detenernos y decir “con esto es suficiente” La mies es mucha y debemos continuar sin desmayar, el Espíritu Santo nos dará las fuerzas y dirección. A medida que vamos realizando eventos aprenderemos nuevas cosa, seremos más efectivos, seremos más atrevidos, si somos fiel en lo poco el Señor nos llamará y nos pondrá sobre mucho. Continuaremos ayudando a otros ahora con más ayuda ya que estarán con nosotros aquellos que nacieron de nuevo, nuestros nuevos hermanos, ellos invitarán a otros y ellos también serán usados por el Señor.

Lideres les animo con todo mi corazón a levantar a Jesús y debemos hacerlo dándole gloria, esto atraerá a muchas personas hacia Él. El Señor que tenemos es extraordinario, merecedor de nuestra mejor adoración, presentémonos delante de Él como verdaderos sacrificios y presentémonos delante de las personas como verdaderos embajadores.

¡Adelante evangelistas!

viernes, 18 de noviembre de 2011

Un Ministerio Juvenil Eficaz

Buscamos un Ministerio Juvenil Eficaz
Alcanzar inteligentemente a la juventud es vital para la iglesia. La mayor parte del liderazgo evangélico coincidirá con esta afirmación. Sin embargo, no muchos saben exactamente cómo hacerlo ni tienen una idea clara acerca de qué es un ministerio juvenil eficaz. Prueba de esto es que históricamente el liderazgo juvenil evangélico latinoamericano se ha desarrollado según el modelo artesanal —el artesano entrena informalmente a un aprendiz sólo mediante el ejemplo. Basta con ver el reducido número de cursos de pastoral juvenil ofrecido por los seminarios y lo limitado del material publicado para líderes juveniles. Además son pocas las iglesias que sostienen económicamente a sus ministros de jóvenes, y poco el tiempo que la mayoría de los líderes juveniles
duran en ese ministerio.

jueves, 17 de noviembre de 2011

El Mejor Asiento del Ministerio Juvenil

El Mejor Asiento del Ministerio Juvenil
Una de las cosas que más procuro cuando voy a ir a una actividad es buscar que pueda obtener el mejor asiento posible. Es muy molestoso llegar a un lugar y sentarse en un espacio donde la visibilidad sea muy difícil. Personalmente me refiero a esos conciertos, eventos deportivos y aún las películas que veo en el cine junto a mi esposa Raquel. No hay nada peor que después de haber estado esperando por mucho tiempo para ir a ser parte de un evento, las sillas disponibles sean tan lejanas que la vista parezca presentar a hormigas el escenario. Ni hablar si cerca de donde nos sentamos hay una columna o algún objeto que obstaculice la vista. En ese sentido me pongo a pensar como estamos haciendo para proveer un espacio cómodo para que los chicos y chicas que asisten a nuestros grupos puedan tener “buenos asientos” para poder apreciar de cerca la presencia de Dios en sus vidas y no que se convierta en una actividad microscópica que requiera de ciertos equipo de magnificación para poder ver. Me parece que ese puede ser el caso de muchos de nosotros en el trabajo ministerial cuando la prisa y el afán por la “excelencia” nos dominan y obviamos la importancia del servicio. (Te recomiendo leer el articulo completo, o lo podes descargar)

miércoles, 16 de noviembre de 2011

ANIMO de Dios Para el LIDER


PASION - ANIMO de Dios Para el LIDER

Creo que pasión es uno de los conceptos más malentendido dentro del mundo cristiano. En general, es algo que nos asusta y, muchas veces cómo líderes, desanimamos a la gente para que la tenga. Sin embargo, sabemos que sin pasión es difícil enamorarte de una causa o involucrarte al máximo en algo. Imagina ir a ver un partido de futbol sin pasión o estar pololeando donde no hay pasión. Uno, sería terrible fome y segundo, no duraría nada porque no lo aguantaríamos. Es algo esencial para la vida de un cristiano, y especialmente de un líder, pero para poder aprovechar el potencial que tiene, es necesario entenderla mejor. Quiero explorar este concepto de pasión en los siguientes párrafos de este artículo y a través de definiciones y historias bíblicas poder aplicarlo a nuestra vidas y ministerios.

Lo que NO es la pasión…

A veces es más fácil definir algo a través de ver lo que no es. Sugiero tres diferentes ideas de lo que la pasión no es.

-Sólo una emoción – Muchas veces cuando pensamos en la pasión creemos que es como un emoción que nos viene de repente y que no podemos controlar. Eso se refleja mucho en una relación amorosa. Muchas veces los pololeos (noviazgos) y los matrimonios terminan porque uno dice “Ya no me siento enamorado” o “No siento la pasión que antes teníamos” . No hay compromiso, sólo emoción.

-Sólo un don que algunos tienen – Esta es la famosa excusa evangélica para todo: “No es mi don.” Es cierto que todos expresan la pasión que tienen de diferentes formas. Sin embargo, no podemos decir que la pasión es exclusiva para algunos. Si creemos en lo que Dios ha hecho para nosotros a través de Su Hijo Jesucristo, entonces la pasión debe fluir como la sangre en nuestra venas. Es una reacción natural que todos debemos tener al experimentar la gracia y el amor de Dios. Es algo que contagiamos de Dios.

-Sólo algo positivo – Hay que tener mucho cuidado con la pasión. Ya comenté acerca del potencial que tiene la pasión. Me refería al potencial positivo, pero igual hay un lado negativo. Si tomamos como ejemplo el fuego, que obviamente tiene un potencial y uso extremamente positivo. Nos da calor en tiempos de frio, no cuece la comida, etc. Pero a la vez de ser muy útil, el fuego es algo muy peligroso. El fuego puede destruir y matar. Así es la pasión, también. Tenemos que controlar o por lo menos canalizar bien la pasión que tenemos.

La Pasión es Más Como…

Otra manera que podemos usar para entender un poco mejor lo que es la pasión es a través de comparación. Aquí quiero ofrecer tres diferentes comparaciones de cómo es la pasión.

-Más como una decisión que un sentimiento – Ya dijimos que la pasión es más que sólo una emoción. Creo que lo más complementario a esto es que la pasión es también y a veces más una decisión. Jesús nos dice en Juan 14:23, “El que me ama, obedecerá mi palabra.” Obedecer es una decisión lógica. La mayoría de las veces no obedecemos por sentimiento porque de verdad no queremos hacerlo, sin embargo, tenemos que elegir ese camino porque sabemos que es lo correcto a hacer. Eso incluye la pasión. Cada día tenemos que decidir ser apasionados de la voluntad de Dios a pesar de no siempre sentirlo.

-Más como un sacrificio que un placer – Cuando hablamos de la pasión en relación con la vida de Jesús, vemos algo que contradice un poco el estereotipo que tenemos de la pasión. De nuevo me refiero a la pasión y la relación amorosa. Nos influye tanto ese concepto romántico de la pasión y sólo vemos en nuestras mentes flores y besos, sin embargo, la pasión de Cristo lo llevó a sufrimiento y sangre. De hecho, la frase “La Pasión de Cristo” (igual que la película) se refiere históricamente al sufrimiento de Jesús. Si queremos tener pasión en nuestras vidas, tenemos que darnos cuenta del hecho que nos va a exigir sacrificio. Cuando nos apasionan las mismas cosas que le apasionan a Dios, vamos a tener que tomar decisiones de sacrificarnos para que los demás puedan recibir.

-Más como un medio que un fin – La pasión siempre debería tener como consecuencia la acción. La pasión nos lleva a buscar más de Dios. La pasión nos motiva a sacrificarnos por los demás. La pasión no es el fin. De hecho, yo diría que hay muchos que dicen tener pasión, pero es de fantasía. Ellos hablan de esa pasión que Dios ha puesto en su corazón y de los planes y sueños que tienen, sin embargo, no hacen nada. Eso me dice que lo que tienen es emoción, no pasión. La pasión obliga a actuar. Podemos ver los últimos momentos de Jesús en el jardín de Getsemaní cuando oraba y rogó a Dios de quitarle la responsabilidad de ir a la cruz. Su emoción le gritaba “¡NO!” pero su pasión le llevó a una decisión y una acción de sacrificio. El fin de la pasión siempre es amor, es cumplir lo que dijo Jesús que era el resumen de toda la ley y los profetas, “Amar a Dios y amar a las personas.”

Tres Verdades Acerca de la Pasión

Para concluir quisiera compartir algunashistorias de la Biblia de personajes que son bien conocidos por la pasión y de ellas rescatar algunas lecciones o verdades que podemos aprender.

-El éxito no mantiene la pasión (Elías) – Si quieres leer toda la historia de Elías, y lo recomiendo, la puedes encontrar en 1 Reyes 17-22 y 2 Reyes 1-2. Pero quiero sólo enfocarme en una parte de su vida y ministerio. Es bien conocida esta historia y a lo mejor la has escuchado muchas veces. Pasa después de que Elías tiene la gran victoria contra los profetas paganos de Jezabel. Elías se arranca para que no lo maten y huye a Horeb. Dios provee para él milagrosamente como lo había varias veces. Lo interesante acá es lo que dice Elías a Dios en 1 Reyes 19:10, “¡Me consume mi amor por ti, Señor Dios Todopoderoso!” Elías está diciendo, “Tengo tanta pasión por ti Dios. He hecho todo lo que me pediste.” Unos versículos antes, Elías dice a Dios que quiere morir, que no aguanta más. Ahora, me pregunto, “¿Cómo puede estar desanimado Elias después de haber experimentado el poder de Dios a través de tanto milagros?” o “¿Por qué le falta ahora la pasión para seguir?” En los siguiente versículos encontramos la respuesta. Dios le dice a Elías que salga a esperar y que Él va a pasar a verlo. Elías sale y es testigo de un viento violento, un terremoto y un fuego, pero Dios no estaba en esas muestras de poder natural. Después sopla una briza suavecita (otras traducciones dicen “un silbo apacible y delicado” o “un suave murmullo”) y ahí apareció Dios y le habló a Elías. Lo que aprendo de esta historia es que el éxito en el ministerio y aún ser testigo del poder de Dios no nos restaura o mantiene la pasión. Son los momentos de intimidad con Dios donde nos habla y nos llena de nuevo con su amor. Esos son los momentos que nos renuevan la pasión y nos motivan a la acción.

-La pasión generalmente causa conflicto (Caleb) – Caleb era un personaje del antiguo testamento que siempre he admirado. Él fue uno de los espías que Moisés mandó a explorar la tierra prometida que Dios les iba a dar a los Israelitas Y fue uno de los dos que llegó con ánimo para tomarla. Es conocida esta historia también por los otros 10 espías que no querían conquistar Canaán y que el pueblo de Israel los escuchaba más a ellos que a Caleb y Josué. En Números 14 encontramos a los dos junto con Moisés hablando frente la nación de Israel y repitiendo lo mismo que Caleb había dicho antes. Dicen que están seguros que Dios le dará la victoria. Están apasionados y quieren llevar a la gente a la acción, sin embargo, la realidad era que la gente no estaba en la misma postura, ellos tenían miedo y les faltaba la pasión por Dios. De hecho, la repuesta de la gente a los tres era que querían apedrearlos y volver a Egipto. Tengo que admitir que he vivido este escenario muchas veces en mi vida. He estado con la pasión por el cielo y, cuando la comuniqué con la gente o con mis líderes, no compartían mi pasión y no querían hacer nada más que mantener lo mismo de siempre. La pasión es algo que muchas veces causa conflicto y tenemos que aceptar esa realidad. Eso no significa que no debemos comunicar nuestra pasión o que no debemos actuar de acuerdo a la pasión que Dios ha puesto en nuestro corazón. Sólo hay que reconocer que no siempre va a ser fácil.

-Hay una gran diferencia entre la pasión y el orgullo (Sansón) – Podríamos estudiar la vida corta de Sansón para aprender mucho de liderazgo, pero quiero recatar sólo una parte con respecto a la pasión. Ya hablamos de la importancia de controlar o canalizar la pasión, también hablamos del potencial que la pasión tiene para ser negativa igual que positiva. Aquí, en la historia de Sansón, encontramos una confusión entre lo que es ser apasionado y ser orgulloso. Tengo que admitir que entiendo eso muy bien. Durante la mayoría de mi vida, mucha gente me acusado de ser arrogante o orgulloso cuando yo me veo más como una persona apasionada. Creo que hay unas lecciones claves que podemos aprender de Sansón para poder controlar mejor nuestra pasión y no dejar que llegue a ser arrogancia o orgullo. Su historia se encuentra en el libro de Jueces, capítulos 13-16. No tenemos el espacio para contar toda la historia de Sansón (sugiero que la leas porque vale la pena revisitarla y observarla con otra mirada), pero hay unas características en su vida que llaman la atención. En varias ocasiones Sansón no escucha a sus padres y termina casándose con una mujer que no era Israelita. Una persona orgullosa no escucha al consejo de otros, sin embargo, una persona apasionada no pierde la sabiduría de otros para que le ayude en cumplir la misión de Dios. Otra cosa que quiero destacar es que Sansón muchas veces tomaba sus decisiones con su propia voluntad en mente. Varias veces se enojó y mató a gente, no por justicia, sino por vergüenza propia o por venganza. Una persona llena de la pasión de Dios tiene a los demás en primer lugar y no deja lugar para que el orgullo motive sus decisiones. No digo que es fácil hacer, pero es esencial si vamos a ser personas apasionadas y dentro de la voluntad de Dios.

Espero que mis pensamientos y sugerencias sean una ayuda para que puedas entender un poco más lo que es la pasión, pero que no se quede ahí. Lo más importante es que vivamos una vida llena de pasión y que esa pasión nos lleve a la acción. Mi oración por mi vida y por la tuya es que seamos revolucionarios radicales y apasionados por cumplir la misión de Dios. La misión de la salvación del mundo debe arder dentro de nuestro corazón y ser lo que motiva y anima nuestras vidas.
Que Dios nos ayude en esta aventura.

martes, 15 de noviembre de 2011

Dejando de Jugar al MINISTERIO JUVENIL

Dejando de Jugar al MINISTERIO JUVENIL


Hola Lideres, hoy les dejo este pequeño material que de seguro nos hara reflexionar un poco, espero lo lean completito no les tomara mas de 10 minutos, esperamos sus comentarios, hasta pronto y Bendiciones

viernes, 4 de noviembre de 2011

Quien AYUDARA al LIDER DE JOVENES

¿Quien AYUDARA al LIDER DE JOVENES?



La vida presenta diversas situaciones que preocupan y, a veces, hasta cargan nuestro corazón; situaciones que parecen no tener una salida adecuada, situaciones que pueden llevarnos a tomar decisiones inapropiadas y precipitadas; muchos líderes de jóvenes han fracasado porque, en esos momentos, han buscado la ayuda equivocada. Aparte de todo lo anterior muchas veces en el ministerio sentimos que trabajamos solos, que nadie nos apoya. Cuando estas situaciones vienen, es necesario tener plena convicción acerca del Señor.

El apóstol Pedro expresó, frente a una situación difícil, unas palabras que reflejan convicción acerca de la salida para nuestras situaciones difíciles en el ministerio. El apóstol expreso: ¿A QUIÉN IREMOS SI SÓLO TÚ TIENES….?
¿Qué nos enseña esta expresión?

NOS ENSEÑA EL SEÑORÍO DE JESÚS SOBRE TODA SITUACIÓN.
Pedro dijo: “Señor, ¿A quién iremos?”La Palabra “Señor” viene del griego KURIOS que significa tener poder, autoridad, dominio y control sobre toda situación. En medio del problema que lo preocupaba, el apóstol vio a Jesús como el que tiene el control de toda situación. Con esta expresión quiso decir: ¿A quién iré si sólo tú tienes el control de todas las cosas?

Hubo una ocasión en que, cuando me tocaba ministrar a los jóvenes un sábado por la noche, me llamaron de mi casa (Perú) diciéndome que papá estaba apunto de morir y que mamá estaba muy enferma, en ese momento me dije que no podía estar triste porque me tocaba ministrar. Salí a predicar esa noche y recuerdo muy bien lo que pasó ese día, dije: Señor, tú eres señor de toda situación, toma el control de todo, en tus manos te dejo esto. Dios me bendijo esa noche y, después de ministrar, me llamaron de Perú diciéndome que mi papá ya estaba mejor. Yo sólo dije: Señor, Gracias…

Muchas veces he visto cómo Jesús actuó en cada dificultad y de eso aprendí algo: Jesús tiene el control de cada situación en el ministerio. A veces hay situaciones con los jóvenes en que no sabes que hacer ya sea en cultos, en actividades, salidas, jóvenes “difíciles”, etc. Jesús tiene el control de toda situación, Junto con todo esto también aprendí que cuando nadie me apoyaba y quería dejar todo Él me decía: yo te AYUDARÉ… y no te dejaré

También NOS ENSEÑA QUE SÓLO JESÚS TIENE LA RESPUESTA ADECUADA PARA CADA SITUACIÓN.
Ejemplo: “Sólo tú tienes…”

Cuando inicié mi trabajo para el Señor todo iba muy bien, pero, después de un tiempo, tuve la ocurrencia de que era yo el que hacia las cosas, así fue que empecé hacer las cosas “a mi manera”, deje de orar y leer la Biblia. No pasó mucho tiempo cuando todo fue de mal en peor y me preguntaba qué sucedía. Un día me di cuenta que no estaba yendo en la dirección correcta y que todo hubiera salido mejor si hubiera puesto mis ojos en Jesús y no en mí. Esto pasa mucho en nuestras vidas y, sobre todo, en el ministerio. Solemos pensar que podemos hacer las cosas sin la ayuda de Dios y, cuando ya no sabemos que hacer, decimos: “ !Ay Dios mío, ayúdame! ”,pero Jesús tiene el control de toda situación, no importa si es grande o pequeña, pon y ten tu mirada siempre en JESÚS que el es el mejor camino (Juan 14:6)

Que lindo es llegar a la conclusión que Jesús no sólo tiene el control de las cosas sino también tiene la respuesta a cualquier situación. Cuando llegamos a esta conclusión no andamos de un lugar a otro buscando solución para nuestra crisis sino que esperamos en su Señorío y descansamos en Su Poder.

Cada joven de tu ministerio es especial y cada uno de ellos tiene algo distinto que otros no tienen, a veces no sabemos como trabajar con ellos y nos preguntamos: ¿cómo lo hago? ¿Y si no resulta como yo creo? Jesús es el único que te puede ayudar en cada situación.

Te dejo estas preguntas para que te examines a ti mismo(a) y veas a quién debes pedir ayuda

  • • ¿A quién irás con tu problema familiar?
  • • ¿A quién irás con tu problema financiero?
  • • ¿A quién irás con tu enfermedad?
  • • ¿A quién irás cuando te sientas sol@?
  • • ¿A quién irás cuando ves que tu ministerio no da frutos?
  • • ¿A quién irás en busca de ayuda?
  • • ¿A quién irás cuando nadie asista a las actividades?
  • • ¿A quién irás cuando estés apunto de dejar a los jóvenes?
  • • ¿A quién irás cuando te digan que no?

Para salir adelante y confiar cada vez más en el señor hago las siguientes cosas:
1- Orar: (Jeremías 33:3) Es el mejor medio hacia Dios (Tú y El).
2- Leer la Biblia: (Salmo 119:105) Aquí es donde encuentro muchas respuestas para mi vida
3- Iglesia: La iglesia es el mejor lugar para estar en comunión (aunque hay otros lugares, por ejemplo, el baño).
4- Respetar y obedecer a los líderes principales: Debemos someternos a los líderes de la iglesia porque Dios los puso ahí.
5- Buscar consejos de personas maduras: Esto muchas veces lo hago, pero, no con cualquiera sino con personas, sobre todo de oración, que sé que jamás me darán un consejo malo, además siempre aplico “Retener lo bueno y desechar lo malo”.

Hay otras cosas más que me ayudan a acercarme más a DIOS y también Al Rey de Reyes y Señor de Señores, JESÚS.

Pero lo primordial en mi vida:
BUSCA AYUDA EN JESUS

JUAN 6: 68

Arituculo por: Elías Chávez

miércoles, 26 de octubre de 2011

Un Buen Lider INFLUENCIA Bien

Un Buen Lider INFLUENCIA Bien





En mis treinta y dos años he tenido a muchas personas que me han influenciado positivamente y por supuesto muchas que lo han hecho de manera negativa. Lamentablemente, aquellos que me han influenciado para el bien en algún momento oscuro y débil me han dejado desilusionado y preguntándome, ¿Por qué?

Me acuerdo de un mentor que tuve por tres años que hasta el día de hoy no me habla por algo que hice que él consideró incorrecto. Después de haber estado en esta misma Iglesia trabajando como pastor de Jóvenes por 3 años y medio mi tiempo se había acabado y estaba muy cerca de irme al país de Chile a vivir y trabajar con jóvenes, cuando todo esto ocurrió. Aun recuerdo la tarde de ese día miércoles, cuando una mujer llegó a mi oficina contándome que su hijo quería bautizarse ¡Que maravilloso! Pensé. Su hijo tenía tan sólo nueve años y ella era la persona que le hablaba de Jesús. Justo en ese momento se me ocurrió que seria genial que ella lo bautizara ya que era ella quien le llevo a conocer a Jesús. Como estábamos en la Iglesia, le pregunte si quería bautizarlo en ese mismo momento. Nos pusimos de acuerdo y así pasó. Fue un bautismo muy emotivo. Todos estábamos muy contentos. Yo estaba muy feliz y decidí llamar a mi mentor para contarle lo que había pasado y fue allí donde todo se me vino encima muy rápido y con mucho dolor. Al contarle lo que pasó se enojó al instante. Como se me había ocurrido dejar que una mujer bautizara a alguien? ¡No hay ningún ejemplo de eso en la Biblia!¨ Mientras yo trataba de contestarle algo él me colgó. Me quedé muy triste y hasta hoy día (cuatro años después) me da pena cada vez que pienso en lo que pasó. Yo traté de buscar una reconciliación, pero hasta el día de hoy no me habla.

Me di cuenta que había confundido mi relación con mi mentor con mi relación con Jesús. Debido a lo que me ocurrió, aprendí que la mentoría no debe ser una relación en la que se aprende solamente de las experiencias de otro sino que debe ser una relación en la que uno recibe instrucción sobre como vivir su vida en Cristo y que el mentor sobre todo esta dirigiendo su aprendiz a Cristo y no a su propia vida. Creo que esta tiene que ser siempre la meta de un Mentor. Pase lo que pase si estoy dirigiendo a alguien a Cristo y no a mí, habrá resultados saludables y buenos por dos razones. 1. Yo no soy perfecto pero Cristo sí es perfecto y si estoy enseñando a alguien a aprender más de Cristo que de mí va a aprender mucho más y tener una vida mucho más sana y feliz. 2. El dirigir a alguien a Cristo y no a mi quita el peso de mis hombros y lo pone en Cristo quien dice que lo puede manejar, de hecho ya murió en la cruz por ese peso.

Quiero animarles a que como lideres juveniles esta sea siempre nuestra meta: dirigir a otros a la enseñaza y vida de Jesucristo y no a la nuestra!

lunes, 24 de octubre de 2011

12 Principios para el Ministerio Juvenil

12 Principios para el Ministerio Juvenil

No hay nada más desafiante que el trabajo con la gente joven. Muchas veces las personas tienen un sincero deseo de trabajar en el ministerio juvenil, pero sencillamente no saben por dónde comenzar.

Lo que sigue no pretende ser un análisis profundo sobre el trabajo con adolescentes, sino que son sólo algunos de los principios básicos que te proveerán un punto de partida para el trabajo con los adolescentes y jóvenes.

1. Un Ministerio Fundamentado en el Corazón de Dios.

El ministerio juvenil no es un escalón hacia un ministerio mayor, es el más alto llamado de Dios para alcanzar a aquellos que son su mayor preocupación (Lee Joel 2:28)

Los jóvenes son el centro del escenario social, todos los dias.

Los medios reflejan la razón de por qué Dios está tan preocupado por los jóvenes:

  • Se involucran en crímenes, son usados en la delincuencia y los envían a las guerras.
  • Una estadística dio cuenta que el 80% de las personas convertidas al día de hoy lo hicieron antes de los 21 años.
  • Si estudiamos algunos de los pasados avivamientos en el mundo, vemos que han sido iniciados por jóvenes, por eso esta es la edad en donde Satanás ha puesto toda su atención.
2. No necesitan un "lidersito" sino un líder real.

Se necesita más que una guitarra y un programa para alcanzar a la juventud. Los jóvenes no están buscando un "lidersito" de quien aferrarse, ellos están buscando un líder joven y maduro espiritualmente, que sea sincero, honesto y ungido.

Ellos necesitan saber que vas a estar con ellos todo el tiempo, especialmente en sus momentos de mayores necesidades. Que no estás preocupado por encontrar la forma de trepar más alto en el ministerio.

Necesitan saber que genuinamente te interesas por ellos y sus sentimientos. Necesitan un amigo pero no al nivel de ellos. Evita el amiguismo y las frases "gastadoras"(burlonas).

3. Hay que aceptar a los jóvenes tal cual Dios los trajo.

No trates de cambiar a los chicos. Ese no es tu trabajo. Cambiarlos es la tarea del Espíritu Santo. Nuestra responsabilidad consiste en comunicarles el incondicional amor de Dios por ellos.

No tiene por qué gustarte la manera en que se visten, las cosas que hacen o incluso lo que dicen, pero sí debes estar deseoso de aceptarlos como son.

Mientras ven tu amor y aceptación incondicional por ellos, y mientras Dios comienza a moverse en sus corazones, comenzarás a notar verdaderos cambios en ellos.

4. Aprende a caminar con sabiduría con los no creyentes (Colosenses 4:5-6)

Muchos jóvenes, tanto dentro como fuera del grupo juvenil, aún no han entregado sus vidas a Cristo.

Evangelismo es algo que los líderes juveniles hacemos mientras caminamos. Nuestro estilo de vida debería ser de una calidad tal que la gente pueda distinguirnos de los de afuera.

Algunas características del estilo de vida de un creyente son: Consistencia, sensibilidad, dispuesto a escuchar, amor, fe, paz, bondadoso, semejante a Cristo.

5. Mantente atento a la dignidad de cada persona en particular.

Probablemente, uno de los mayores problemas que es común a la mayoría de los adolescentes y jovenes es la baja autoestima. Es nuestra oportunidad y privilegio poder ayudarlos a experimentar qué significa "ser hecho a imágen de Dios".

Podemos ayudarles a descubrir su valor como individuo, sus talentos especiales, dones y habilidades.

Luego que hayan entregado sus vidas al Señor, podemos ayudarles a descubrir su herencia como hijos de Dios.

6. Habla naturalmente, en términos familiares para ellos.

Los chicos no desean que solo les "vengan a predicar". No hagas la reunion juvenil como un culto normal (Tiene que ser diferente)

Debes tener presente dónde ellos están en su caminar con Cristo, y hablarles en su nivel de experiencia. Usa ilustraciones con las cuales puedan identificarse.

Sin embargo, en tu deseo por identificarte, no caigas en el error de una adolescencia extendida. Los jóvenes necesitan un modelo a quien ve, un joven maduro en Cristo que descubrió su capacidad y el deseo de trabajar con jóvenes, y no un joven que ocasionalmente comparte el mundo de los adultos.

7. Crea un clima informal.

Los adolescentes necesitan sentir que están juntos como un gran grupo de amigos, y no que sólo se juntan para una reunión. Los jóvenes disfrutarán y valorarán profundamente este tiempo.

Y asumiendo que la amistad es un don de Dios, no sólo los adolescentes continuarán viniendo, sino que además se animarán a invitar a sus amigos.

8. Esto es para ti "Considera un pecado aburrir a los jovenes".

La vida es una gran aventura. Jesucristo fue la persona más dinámica que alguna vez vivió sobre la tierra. Toda relación que desarrollamos con los jovenes, toda reunión que tengamos, debería proyectar el tipo de vida que vivió el Señor.

Los chicos necesitan sentirse libres para decir y hacer cosas, reirse de sí mismos, y sentirse parte de lo que está ocurriendo. En ninguna parte de las escrituras encontraremos alguna cita en donde Jesús o alguno de sus seguidores alguna vez aburrieron a las personas (¡al menos los discípulos los hacían enojar!)

Sería horrible si, luego de un retiro, alguno de nuestros jóvenes va a su casa y escribe en su diario. "Fue un perfecto aburrimiento, nunca mas vuelvo a ir, lo voy a lamentar el resto de mi vida".

9. Construye en los chicos el instinto de aventura.

Los adolescentes y jóvenes tienen el verdadero deseo de hacer cosas únicas, lo inusual, lo diferente. Planear viajes, realizar eventos especiales, salir a algún lado, etc, añadirán excelentes cierres para tus reuniones. Incluso los dramas y los juegos serán de gran ayuda para construir el espíritu de aventura en los chicos.

10. Capitaliza el buen humor y la música para establecer la apertura hacia el evangelio.

Cada reunión debería tener una atmósfera de informalidad y diversión. Juegos, dramas, películas, etc. pueden darle a cada reunión un toque diferente. Tus reuniones nunca serán aburridas, si se programan correctamente.

Los chicos aman la música, y realmente les gusta mucho cantar, Aprovecha esto para que aprendar a Adorar a Dios, porque Dios esta buscando verdaderos adoradores (Juan 4:23-24)

11. Estudiantes disciplinados.

Luego que un joven entrega su vida a Cristo, es importante que rápidamente sea discipulado en la vida cristiana:
  • La importancia de la comunión con otros hermanos y pertenecer a la iglesia.
  • La disciplina de mantener un devocional diario personal y una vida de oración.
  • Cómo estudiar la Biblia y memorizar versículos bíblicos.
  • Como tomar notas de los mensajes del pastor y de los estudios dominicales.
  • Como compartir la fe con los demás, etc.

12. Vé donde los chicos están.

La gran comisión nos alienta a "ir y decir". Sin embargo, a través de los años este mandato ha tenido una regresión. Ahora nosotros decimos "vengan y escuchen". Vengan a mi clase de escuela dominical, a nuestro avivamiento, o a nuestro servicio de adoración. No hay nada malo en estas actividades, pero nunca pueden reemplazar el estilo de vida evangelístico.

Nosotros como obreros juveniles, debemos invertir nuestro tiempo permaneciendo donde los chicos están: en las escuelas, en las actividades deportivas, lugares de reunión de los jovenes, pizzerías, etc. Ve donde ellos estan.

Que Dios te Bendiga Lider, esperamos tus comentarios

viernes, 21 de octubre de 2011

Involucrando a los JOVENES a la IGLESIA

Involucrando a los JOVENES a la IGLESIA

Debido a que tu grupo de jóvenes no es una organización para-eclesiástica, es importante ayudarlos a identificarse con la familia de la iglesia. Revisa estas razones comunes por las que los jóvenes no asisten a la iglesia, y luego utiliza las sugerencias para involucrarlos.


Razón #1: "No conozco a los adultos en esta iglesia".

Sugerencia: Involucra a tus jóvenes con los adultos pidiéndoles que sirvan como ujieres, o participando sirviendo el café, saludando, y otras formas más.

Razón #2: "No estoy acostumbrado a ir al servicio de adoración".
Sugerencia: Asigna a tu miembros específicos de tu grupo de jóvenes tareas que requieren asistencia consistente a la iglesia, como tocar un instrumento musical o colaborar con el sonido.

Razón #3: "No estoy realmente seguro de qué esperar puesto que mis padres nunca me llevaron a la iglesia".
Sugerencia: Los jóvenes con un trasfondo sin iglesia a menudo se sienten preocupados por no saber qué hacer durante el servicio. Así que planifica un "servicio de orientación para la iglesia" donde compartirás boletines y repasarás la forma de comportarse.

Razón #4: "Nunca nadie me ha invitado a venir".
Sugerencia: El servicio de tu iglesia puede ser anunciado en el periódico local, pero eso no significa que los jóvenes se sientan invitados a llegar. Los jóvenes responden positivamente a una invitación personal.

Razón #5: "Todos se visten muy formalmente".

Sugerencia: Algunos de los jóvenes que no tienen "bonita" ropa pueden sentirse demasiado avergonzados para visitar el servicio de la iglesia. Es importante que los jóvenes sepan que la ropa formal no es un requisito para ser admitidos. Anímales a que se vean lo mejor posible, pero recuérdales que Dios los ama y acepta así como son.

Razón #6: "El servicio realmente no se ve como para jóvenes".
Sugerencia: Para atraer a los jóvenes a tu servicio, debes tener jóvenes involucrados en el servicio. Por ejemplo, pregúntale a tu pastor si los jóvenes pueden diseñar alguna decoración para el santuario.

Razón #7: "Ninguno de mis amigos asiste".
Sugerencia: Pídele a los jóvenes que ya asisten al servicio que inviten a alguien del grupo que no está asistiendo actualmente.

Razón #8: "Yo descanso ese día".
Sugerencia: Para que los jóvenes salgan de su cama la mañana del servicio de la iglesia, lleva al grupo a desayunar antes de la iglesia una vez al mes. Luego vayan a la iglesia juntos. También, pregunta qué jóvenes quisieran una "llamada de recordatorio", luego invita a otros jóvenes para que hagan las llamadas.

Razón #9: "La iglesia es aburrida".

Sugerencia: Pídele a tu pastor si puedes agregar un servicio más informal, orientado a los jóvenes a la programación de servicios.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Que es la Pastoral Juvenil


Que es la Pastoral Juvenil


En los últimos años escuchamos hablar de pastoral juvenil en libros, congresos, cursos, internet, etc. Es un concepto que aunque que muchos han asociado al catolicismo romano, está tomando preponderancia en el contexto evangélico. Pero, ¿es solamente una moda o es algo más que eso? Ante esta interrogante afirmamos que la pastoral juvenil no es una moda sino más bien una necesidad. Pero ¿Qué es realmente pastoral juvenil?


Según Rosidalia Vargas, coordinadora del Programa "Hacia una Pastoral Juvenil", la pastoral juvenil puede definirse como "aquel acercamiento pastoral que participa en la formación integral del joven desde una perspectiva cristiana. No lo ve como un espíritu aislado de su cuerpo y su realidad, sino que se acerca tomando en cuenta su realidad, su contexto, sus necesidades físicas, emocionales, sociales y espirituales; y en actitud de acompañamiento le edifica, motiva e inspira a imitar a Cristo como modelo, a la Palabra como norma de fe y conducta, y a la evangelización como estilo de vida".

Fernando Lay Sun en el documento de CLADE III, afirma que la pastoral juvenil gira en torno a cinco ejes principales.

1. Las Personas
En primer lugar el joven actual en su búsqueda de independencia, de sentido de identidad, de destino y de pertenencia. Un joven que está creciendo y desarrollándose para convertirse en un futuro adulto; lleno de necesidades pero que al mismo tiempo tiene grandes talentos que pueden ser un recurso para la iglesia y la sociedad. Muchachos y muchachas que están creciendo dentro de su propio un contexto muy particular. Por otra parte, esta ese líder que se convierte en un pastor de cada uno de esos muchachos siendo su maestro, modelo, mentor y nodriza inspirándoles y motivándoles a alcanzar la madurez cristiana.

2. Los Procesos de Crecimiento Integral
Un crecimiento integral en el conocimiento, la vivencia y la conducta cristiana. Un joven creyente que conoce su fe, vive y experimenta una continua comunión con Dios y se comporta conforme a la Palabra de Dios que está arraigada en su corazón.

3. Los Programas
Concebidos como un medio para que nuestros jóvenes lleguen a la madurez cristiana, que ayudan a su crecimiento en cada uno de los procesos antes citados.

4. Las Estructuras
Una estructura flexible que funcione de acuerdo a los dones que el Señor ha dado a cada uno, cumpliendo con la propia función dentro del equipo, ayudándose y edificándose mutuamente.

5. El Producto
Este es también nuestro propósito, el hecho de que el joven llegue a la madurez cristiana; que viva y piense como Jesús. Nuestro producto son jóvenes conformados a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo (Ef. 4:13).


Articulo por: Jaime Morales

jueves, 13 de octubre de 2011

Lider Juvenil PIENSA

Lider Juvenil PIENSA

No hay tiempo para nada, todo ocurre muy rápido. Ya no podemos calentar una tetera, tenemos un hervidor eléctrico; no hay tiempo para tostar un pan, el microondas está a disposición para sacarnos de cualquier apuro; no queda tiempo para leer el libro y hacer la tarea, pero podemos ir al Internet y buscar lo que nos sirve para entregar al día siguiente un trabajo que, probablemente, será casi el mismo que todos entregarán.

No hay tiempo para nada, todo ocurre muy rápido. Ya no podemos calentar una tetera, tenemos un hervidor eléctrico; no hay tiempo para tostar un pan, el microondas está a disposición para sacarnos de cualquier apuro; no queda tiempo para leer el libro y hacer la tarea, pero podemos ir al Internet y buscar lo que nos sirve para entregar al día siguiente un trabajo que, probablemente, será casi el mismo que todos entregarán.

¿Qué tiene que ver todo esto con el ministerio juvenil? ¿Qué tiene que ver la falta de tiempo? Quizás hasta te preguntes por qué no voy directo al grano ¿Sabes cuál es el problema? El problema es que todos los adelantos para hacer las cosas más rápido nos han quitado una buena costumbre: pensar. Somos la generación de la rapidez, la generación del ipso facto, del “ahora mismo ya” y esto nos afecta de una manera que no nos imaginamos.

Antes fueron los jóvenes “X”, hoy podríamos llamar a esta generación los “copy – paste” ¿recuerdas estas palabras? Sí, son las que ves cuando estás recortando información de Internet y pegándola en Word. Lamentablemente los líderes y pastores de jóvenes no se escapan de está generación ¿cómo nos podemos dar cuenta de esto? No es muy difícil, basta sólo con que vayas a visitar unos cuantos grupos de jóvenes y veas lo que están haciendo, creo que lo puedo enumerar: Canciones o dinámicas (tal vez esto varíe en el orden) un devocional o una prédica, unas canciones más, unos avisos, quizás un juego más y tenemos lista una nueva reunión de jóvenes. No te imaginas todos los grupos que he visitado y en cuantos he visto lo mismo ¿Qué hay de malo en esto? En algunas iglesias nada, en otras prácticamente todo.

Me pregunto lo siguiente, si entendemos que todos los jóvenes son diferentes ¿por qué creemos que a todos les va a servir el mismo sistema de trabajo? Aquí va laprimera máxima:

“QUE A ALGUIEN LE RESULTE ALGO DE CIERTA FORMA NO SIGNIFICA QUE A OTRO LE DARÁ EL MISMO RESULTADO”

Teniendo es cuenta esta problemática quizás tengamos un buen punto de partida para comenzar a pensar el porqué de que nuestros “cultos juveniles” lleguen a ser monótonos y no den el resultado que nosotros esperamos y, mucho menos, el que Dios espera.

Ah, se me olvidaba, el que tengas más o menos implementación en tus reuniones no significa que estés haciendo las cosas diferentes; un proyector más, un local exclusivo para el grupo, en este aspecto, da lo mismo.

La culpa es de nosotros, pero no en su totalidad. Estamos acostumbrados a ir, semana tras semana, mes tras mes, a cultos que son cada vez más litúrgicos y que nos hacen pensar que justamente el pensar esta mal. G. K. Chesterton, un notable y gracioso escritor inglés escribió “la iglesia nos pide que nos saquemos el sombrero antes de entrar en ella, pero no la cabeza”, me parece que lo segundo está pasando en estos días, nos quedamos con la idea de que todo lo que resultó antes no tendría porqué no funcionar hoy en día, y vemos a los jóvenes con cara de “!Auxilio, sáquenme de aquí!”. Talvez digas: “los jóvenes de mi iglesia no son así, a ellos les encanta estar en las reuniones”, el problema es que no me refiero a los jóvenes que están adentro (me da un poco de miedo ocupar “adentro”), me refiero a los que quieres alcanzar, a aquellos que encuentran ñoñas las reuniones, los que pasan por afuera de una iglesia y dicen “este es el último lugar en donde me gustaría estar”, son ellos los que necesitan imperiosamente a Jesús, ellos son los enfermos y nosotros los sanos que estamos muy cómodos dentro de las cuatro paredes que, más que albergarnos, muchas veces nos separan de ellos.

Quizás esta primera sentencia nos haga reflexionar un poco en el trabajo que estamos haciendo. Creo en la necesidad de poder pensar que todos los jóvenes son diferentes, que todos proceden de niveles sociales, económicos y culturales diferentes ¿hemos pensado en esto para crear un sistema que sea el adecuado para el entorno en el que trabajamos? ¿Hemos visto en dónde Dios está trabajando en tu comunidad para asociarte a Él? Si no es así !Prepárate! Se viene un trabajo duro, pero que traerá como recompensa el respaldo de estar haciendo las cosas de la forma y en el lugar que Dios quiere ¿estás listo para lo que se viene?

viernes, 7 de octubre de 2011

Arquitecto de tu VIDA

Arquitecto de tu VIDA !!!

El joven está en cambio constante y cada día toma decisiones que formaran su futuro, y ¿Porque no mencionar el presente también?

Es decir; éstas dicen quienes somos hoy y quienes seremos mañana, y el tomar las decisiones de la manera correcta a cada momento, es más difícil. Ahí es donde los jóvenes buscan un consejo que les hará romper esta confusión. En tantas ocasiones muchachos sufren la desilusión del fracaso y haber hecho lo incorrecto y se hunden en las drogas, alcohol, pornografía y tantas otras cosas en que se lastiman. Chicas, que en la ilusión de un amor, dan su cuerpo y cambian su futuro porque ha llegado un hijo no esperado, y pagan por la decisión que tomaron.

Es importante formar jóvenes que tengan carácter en la toma de decisiones; jóvenes que tengan valores que miren hacia la eternidad. Hoy en día los valores miran al presente, pero cuan importante es hacerles ver que lo que hoy deciden transformará todo lo que ellos son.

También el reino de los cielos requiere de jóvenes que disfruten de la gracia; gente que tenga la convicción de que su sí sea sí, y su no sea no; personas que no se detengan en "las famosisisimas discusiones teológicas," las cuales no logran disipar las dudas de los jóvenes; sino que pueden traer la confusión en la aplicación de los altos valores Bíblicos.

Que necesario es tener jóvenes que disfruten de la vida de Dios, que cada minuto sea para su Señor, que el instante mas pequeño y el mas grande sea para el dador de vida. Si logramos hacer esto en cada uno de nuestros grupos, seremos testigos del mover de Dios más grande que ha existido, porque serán jóvenes comprometidos con Dios.

Es oportuno mencionar que el paso más importante que tiene que dar la iglesia y sus líderes es el de vivir lo que predican, o sea poner por obra lo que dicen las Sagradas Escrituras. El ejemplo es lo único que puede influenciar a otros al cambio. Los líderes y consejeros están en la posición para construir vidas a través de la aplicación de las hermosas verdades contenidas en la Biblia, que vienen del corazón de Dios para cada uno de sus hijos.

Termino con la siguiente frase:

"No critiquen a la juventud, mas bien; pregúntense que hemos sembrado en su interior para que estén dando estos frutos" Sócrates

miércoles, 5 de octubre de 2011

Lider para Todo Terreno

Lider Juvenil para Todo Terreno

La falta de prioridades es un mal que no distingue credo ni ideología. Es un descuido que no deja indiferente a nadie. Es una epidemia que ataca a quienes aspiran a ser líderes estudiantiles cristianos.

La falta de sabiduría en la toma de decisiones, afecta directamente las prioridades y éstas, la relación con Dios, la vida, los estudios, la familia, las finanzas y otras tantas áreas. Definitivamente la carencia de dichas prioridades, en algún momento de nuestra existencia, nos pasa la cuenta.

A decir verdad, dicha falta de prioridades es un mal que no distingue credo ni ideología. Es un descuido que no deja indiferente a nadie. Es una epidemia que ataca a quienes aspiran a ser líderes estudiantiles cristianos. Es un problema que ni siquiera respeta a quienes dicen tener una relación con Dios. Es una patología que afecta incluso, a quienes creemos que conocen el valor del tiempo y el imperativo de involucrarse en la causa de Cristo.

El uso de nuestra vida debería ser una prueba superada. Sin embargo, excluyendo a los pecados ocultos, la falta de prioridades quizás sea la más infame. Porque tras sí, arrastra la raíz de la autosuficiencia. Aquella que nos hace creer que todo depende de nosotros y sólo de nosotros; dotándonos de ínfulas ilusorias. Lo cierto es, que la realidad en algún momento golpea nuestras vidas. Y cuando despertamos, aprendemos casi todos lo mismo: hay una vida y un tiempo en el cual debemos vivir; aspirar a más, es fracasar. De hecho, es vivir en nuestras propias fuerzas, con falta de sabiduría. En definitiva, vivir debilitados física, mental y espiritualmente. Lo que yo denominaría: vivir como líder 4x4 o todo terreno.

Pero no todo está perdido para el líder todo terreno que no sabe distinguir lo urgente, lo importante y lo vital. Ya que como diría la sapiencia oriental: “para todo problema hay una solución”. Y en este caso, vale la pena recordar: La sabiduría es de Dios, las prioridades de cada uno.

Aprender a vivir con prioridades y no como el líder todo terreno es un arte; una clase impartida por la universidad de la vida. En mi caso particular, por la influencia de mis amigos estadounidenses a quienes conocí cuando acababa de llegar a México y con los cuales conviví durante siete años. Aun recuerdo mi irreflexiva manera de actuar y las palabras sabias de quienes ya tenían doctorado en Administración de Vida. Creo, por lo menos, haber adquirido mi licenciatura en dicho
tema.
Fue allí donde aprendí que el proceso de la vida, gradualmente, pone sobre nuestros hombros tareas mayores, y que la responsabilidad de ser un líder estudiantil cristiano implica tres cosas: decidir, delimitar y aceptar. Y esto indudablemente, queramos o no, debe llevarnos como diría mi esposa, a ser capaces de responder tres preguntas: ¿Qué es lo que quieres hacer? ¿Qué es lo que otros quieren que hagas? ¿Qué es lo que Dios te pide hacer?.

Es indudable que estudiar en la universidad representa un atractivo para nuestros círculos inmediatos (familia, iglesia y grupos cristianos en la universidad), ya que como es de nuestro conocimiento, sólo un pequeño número de personas en el mundo, tienen acceso a los estudios superiores. Una disyuntiva que desafía nuestra inclinación natural a participar en todo y nunca decir no; o sea, a lo que he denominado líder todo terreno. Gran error si ansiamos aportar activa y significativamente en el campo de las misiones. Obviamente entendiendo el justo equilibrio en cada una de estas áreas, un equilibrio establecido por Dios.

Muchas son las oportunidades donde he visto el conflicto que enfrentan estudiantes (líderes) cristianos universitarios que están confundidos y divididos sobre cual es el lugar donde deben aportar la mayor parte de su tiempo, talento y dinero, mientras estudian. Personalmente he llegado a la conclusión de que debe ser en la universidad, ya que:

1. Proporcionalmente los estudiantes universitarios son un grupo pequeño pero realmente influyente en comparación a otros sectores de la población. En la universidad surgen líderes empresariales, políticos, religiosos, sociales, etc.

2. Iniciar movimientos espirituales en la universidad, es un verdadero reto a la comodidad. ¿Cuántos nuevos creyentes han sido parte de tu discipulado personal en los últimos 5 años?

3. En la iglesia generalmente ya todos son cristianos, y existen otras personas capaces de asumir el rol de grupos previamente establecidos.

4. La universidad es el lugar donde el estudiante pasa la mayor parte del tiempo.

5. Dios desea que también allí seamos testigos.

Finalmente, ¿de qué sirve ser un todo terreno cuando al final de la carrera no hay quien nos siga, y lo que es peor, que siga a Cristo? Podemos ser intensos, hiperactivos, impulsivos, apasionados y nada malo hay en ello, mientras nuestro enfoque y gasto de energías esté correctamente orientado y enfocado.

Para ser honesto, al final de cuentas, qué importa lo que yo piense. Lo cierto es que nada de esto tiene sentido sino respondemos de manera sincera y personal a la pregunta de fondo: ¿Qué es lo que Dios me está pidiendo hoy?.

“Mirad, pues, con diligencia como andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cual sea la voluntad del Señor en vuestros corazones” Efesios 5: 15 – 17.


por: Christian Maureira
Related Posts with Thumbnails