miércoles, 22 de junio de 2011

Venciendo el DESANIMO en el Ministerio Juvenil

Venciendo el DESANIMO en el Ministerio Juvenil


Como sobrepasar el desanimo y mantenerse motivado

Si aún no ha pasado, talvez pase.

Puedes quedarse despierto hasta muy tarde para hacer casi perfecta el tema a hablar; ha preparado su corazón para el siguiente día; has orado por determinados jovenes que sabes que necesitan de esta palabra, para que sean tocados y cambiados por Dios. Pero luego, al díal siguiente, estás ansioso para inspirar al grupo de jovenes y casi la mitad de los jovenes ni llegaron y los que si vinieron casi ni pueden quedarse despiertos o están distraídos y los jovenes por los cuales oraste, no están viendo el punto.

Si, va a pasar: vas a estar desanimado.
No hay una tarea que puedas decir "esto no vale la pena". Es que no es fácil guiar a los jovenes por un camino que está lleno de hoyos. Es fácil sentirse desánimado. Pero cuando las circunstancias, el comportamiento de los jovenes o falta de resultados le desanime, ANIMATE. No trabaja en vano, de hecho es lo opuesto.

Talvez no lo ve.
Si me preguntaras cada día, que si me doy cuenta que mi hijo está creciendo, probablemente te responderia “no”. Sin embargo, si me enseñaras una foto de mi hijo cuando le trajimos a la casa después que nació y luego viera una foto de ella cuando está soplando tres velas en su pastel de cumpleaños, de seguro te contestaría, “si.”

Estamos alrededor del los jovenes mucho tiempo, pero muchas veces no nos damos cuenta del crecimiento que ha estado pasando cada día, el cual está pasando en frente de nuestros ojos. Pero ponte a pensar cuando uno de esos jovenes no era un cristiano o hace tres años cuando ellos entraron la iglesia. ¿Han crecido? ¿Entienden más acerca de la Biblia? ¿Están caminando queriendo conocer mas a Jesús? La respuesta que daras seguramente sera, “si.” Pero talvez no te has dado cuenta.

¿Sabes? - Los mejores días están por venir
Mis papas me reprendian por algunas cosas que a mi me gustaba hacer, pero segun ellos estaban mal, ellos me decian “No nos importa si no te caemos bien por ahora. Queremos que nos ames después, cuando seas mayor” Lo que ellos quisieron decir simplemente fue que no tenía que estar de acuerdo con ellos acerca de cualquier cosa en ese momento, pero que iban a hacer lo mejor para que cuando yo fuera mayor, yo los aprecio mucho por las correcciones que hicieron conmigo. Similar a esto, un ministerio de jóvenes no es juzgado por los resultados que tiene ahora, sino tiene muihco que ver de como seran seguidores de Cristo de aqui a unos 7 años. Las cosas necesitan tiempo para madurarse, para apreciarse y para desarrollarse. Los mejores días en su ministerio no son el día después de que se han conocido sino en un tiempo después de que has dejado atrás a los jovenes.

Te pueden sorprender
Hay un joven en cada ministerio de jóvenes que le gusta causar problemas y es el rebelde en la manada. Talvez pensamos tambien que este joven que sera de su vida sino cambia en un futuro, te aseguro que despues de tiempo te puedes sorprender ya que puedes ser el futuro lider de jovenes y haga cosas aun mayores para el Reino. Personalmente yo fui uno de los jovenes mas rebeldes de mi grupo pero un dia Dios toco mi corazon y mi vida cambio totalmente ahora estas leyendo un blog de una persona que talvez nunca pensaba trabajar como lider de jovenes, como pastor de la iglesia, pero los pensamientos de uno no son los pensamientos de Dios y por eso le doy gracias, pero en mi tiempo de trabajar con jovenes he conocido a algunos jovenes problemáticos que cuando crecieron fueron a ser lideres juveniles, otros estan estudiando para ser pastores y por lo demás, son seguidores devotos de Cristo. Trate de recordar que debe ver a esos jovenes como potenciales lideres en el futuro. La consistencia, el amor y cuidado y crecimiento de carácter pueden tomar años para florecer. Es frustrado ver al joven que está sentado encorvado pero puede estar escuchando y cosas buenas pueden pasarle en su futuro. No se de por vencido con cualquier joven porque Dios no se da por vencido con nosotros.

No estás solo
Aunque suene facil de decir, nosotros no trabajamos a solos y sin poder. Dios le animó a Josué cuando estuvo enfrente de un enemigo imposible y le dijo, “Yo estuve con Moisés y estaré también contigo. No temas. Ten valor.” Y sigue de esa manera. El Espíritu Santo de Dios está con nosotros en cada paso en nuestro camino. “¿Si Dios está contigo, quién está contra tí?” “Todo lo puedes en Cristo”

Si estas desanimado, haz lo siguiente, vas a estar mejor:

  • Ora que Dios te anime por medio del Espíritu Santo
  • Lee escrituras acerca del valor, fe y esperanza
  • Recuerda la razón por la que estás trabajando con los jovenes. ¿Por qué lo hace? ¿Por qué debes seguir aunque sea difícil?
  • Recuerde porque está donde está, quien lo puso ahí y lo que es llamado a hacer
  • Tu trabajo no es envano, Dios te dice sigue adelante hijito, asi como estuve con Moises estare contigo, no temas ni desmayes.

Y por ultimo,

¡Recuerda que estás ayudando a cambiar vidas cada día!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails