lunes, 25 de enero de 2010

AL SERVICIO DE DIOS

Tres hermosos pinos estaban creciendo en una colina y uno de ellos exclama:


¡Ya se que quiero ser cuando muera!


A lo que los demás preguntan:

¿Que dinos pronto?


Responde el Pino:

-¡Hum! Quiero ser un mueble, que pueda servir de utilidad a los hombres...

El otro pino dijo ansioso:

-interesante, pero yo quiero que utilicen mi madera para elaborar un gran Barco y así poder llegar a sitios desconocidos, ¿y tú? ¿que quieres hacer después? . Le dijo al otro pino.

-yo solo quiero estar más cerca de Dios, que cuando los hombres me vean sepan que he dado mi vida para que Dios se glorié en ella.

Al pasar de los años el momento esperado llegó, el primer árbol fue cortado y llevado a una carpintería en el cual lo convirtieron en un mueble de alimentos para animales, en el cual una pareja puso a su hijo que nació en un pesebre, porque no hallaron cupo en una posada.


El segundo árbol fue convertido en un barco pesquero que no hacia grandes viajes, pero fue testigo de como un hombre caminaba por las aguas, y las tempestades le obedecían.


Al tercer árbol... lo encerraron durante mucho tiempo en una bodega y luego elaboraron con él un lugar de sacrificio, este hallándose muy triste dijo:

¿Mi Dios yo solo te pedí morir para alabarte, porque morí para ser de mal a los demás?

Y una voz le respondió:

-Hijo mío... solo espera.

Al poco tiempo fue clavado de su corteza un hombre el cual derramo su sangre sobre él, y fue testigo del milagro más hermoso que había sido hecho... ¡La Victoria del HIJO DE DIOS, sobre la muerte!, y allí fue donde entendió que realmente su deseo y anhelo de su corazón había sido cumplido, y todos los que mirarían a ese madero en Cruz recordarían del gran amor del Hijo de Dios.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails